Reseña: La música del silencio de Patrick Rothfuss

La Universidad, el bastión del conocimiento, atrae a las mentes más brillantes, que acuden para aprender los misterios de ciencias como la artificería y la alquimia. Sin embargo, bajo esos edificios y sus concurridas aulas existe un mundo en penumbra, cuya existencia sólo unos pocos conocen. En ese laberinto de túneles antiguos, de salas y habitaciones abandonadas, de escaleras serpenteantes y pasillos semiderruidos vive Auri. Tiempo atrás fue alumna de la Universidad. Ahora cuida de la Subrealidad, para ella un lugar acogedor, maravilloso, en el que podría pasarse la eternidad mirando. Ha aprendido que hay otros misterios que no conviene remover; es mejor dejarlos en paz y a salvo. Ya no se deja engañar por la lógica en la que tanto confían en lo alto: ella sabe reconocer los sutiles peligros y los nombres olvidados que se ocultan bajo la superficie de las cosas. La música del silencio es una historia lírica y evocadora que ofrece a los lectores de El nombre del viento y El temor de un hombre sabio la oportunidad de ver ese mundo a través de los ojos de Auri, uno de sus personajes favoritos, y de descubrir cosas que hasta ahora solo ella sabía.


Título: La música del silencio
Autor/a: Patrick Rothfuss
Número de páginas: 147
Editorial: Plaza & Janes Editores
Llevaba mucho tiempo (desde Año Nuevo) queriendo leer este libro pero por una cosa o la otra nunca me ponía en serio, una lástima. Tenía tantas ganas porque es de uno de mis autores favoritos, Patrick Rothfuss, el mismo que escribió la sensacional e inacabada (publica ya, necesito mi droga) Crónica del asesino de reyes, la historia de Kvothe que espero que hayáis leído o tengáis pensado hacerlo pronto. Pero La música del silencio no es la tercera parte de esta trilogía, es una historia paralela que cuenta como es la vida de Auri, un personaje secundario de la historia de Kvothe.

Este libro es como su protagonista: extraño. Es realmente extraño. Y ya lo advierte el autor al principio: a lo mejor no quieres comprar este libro porque no hace lo que se supone que los libros normales hacen. Y es cierto: solo tiene un personaje, no hay diálogos, no hay acción, no hay conflictos y no cuenta una historia normal, es más, casi ni cuenta una historia.
El autor también reconoce que esta historia no es para todo el mundo:
Esta historia es para todas las personas un poco dañadas que hay ahí fuera.
 En La música del silencio, Auri nos lleva por toda la Subrealidad y nos enseña todos sus rincones; desde Manto hasta Tumbrel pasando por Galeras, Redondel, Trapo y toda una colección de lugares extraños con nombres extraños. El libro dura siete días en los que Auri se prepara para la visita de Él

Auri es una chica pequeña en todos los sentidos y, aunque si nos ponemos desde el punto psicológico, se podría llegar a decir que tiene un poco de Trastorno Obsesivo Copulsivo e incluso algo de esquizofrenia, es adorable y tierna, igual que la historia. Auri se preocupa más porque todos los objetos estén en su lugar correspondiente y a gusto que de sí misma. Tiene sus rutinas que tienen que ser cumplidas para que todo esté en orden y nada más despertarse ya sabe qué tipo de día va a ser.

La forma en la que está narrada es, también, bastante diferente aunque se nota que es Rothfuss el que lo hace, tiene su toque. Yo adoro como escribe este hombre y si tú también lo haces, deberías leerla.
Sin duda es un libro que a mucha gente puede que no le guste, que le decepcione, que se frustre con él pero a mí me ha encantado. Y aunque no avanzas en la historia de Kvothe, aprendes sobre la Subrealidad, la Alquimia y sobre Auri, nuestra preciosa Auri.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña: Buscando a Alaska de John Green

BookTag: El Coleccionista

Reseña: Dark Dude de Óscar Hijuelos