Este año

Hoy, con el 2015 a punto de terminar, yo empiezo una nueva sección en el blog. No tiene que ver con libros pero sí con literatura, mi literatura.  No sé si será frecuente o no habrá más que esta entrada. Simplemente quiero exponer alguna opinión o sentimiento. No hay disculpas porque no sea acorde con la temática del blog, es mío, yo decido.

Y mi primer escrito publicado es sobre este año. Un año especial.

     Este año entendí que todo es relativo, que lo que ayer era negro, hoy ya es verde, que hay personas que forman parte de ti y que otras solo están de paso, que las prioridades no son materiales, que los ideales están por encima de la vergüenza.
     Este año aprendí que ilusionarse no es malo, que no importa darse contra la pared si en la carrera perdiste el aliento, que a quien mejor te pintan puede acabar convirtiéndose en el Guernica, que el tiempo te hace ver las cosas con claridad, desde otra perspectiva, pero no cura las heridas, eso solo lo puedes hacer tú.
     Este año comprobé que la gente que se va, nunca se va del todo, que siguen contigo, en tu corazón y memoria, que todo esfuerzo tiene su recompensa, que si lo das todo por algo que realmente quieres, lo consigues, que los errores más grandes pueden convertirse en aciertos aún mayores.
     Este año fueron noches sin dormir por bailar, por llorar, por café, por despedirte de una amiga, por notas.
   Este año fueron momentos con un antes y un después que te hacen ver el mundo distinto, fueron nuevas experiencias y revivir otras.
    Este año fueron besos, mentiras, lágrimas, verdades, caricias, amigas, amigos, risas, gente, más gente.
     Este año fue caos, confusión, desilusión, realidad... Fue cambio.

    Este año fue perfecto y lo fue solo por ser, porque lo viví, todo él, lo bueno y lo malo.  Doy gracias por él y por lo que aprendí, que me vale para hoy, no para ayer.



Comentarios

  1. Hacía tiempo que no pasaba por este espacio y me han resonado mucho tus palabras... Gracias por tu transparencia, gracias por compartirla...Comparto contigo que cada momento hay que vivirlo sin juicios, desde la consciencia y la gratitud, abrazando las polaridades para integrar la esencia, la esencia de la Vida...Enhorabuena, Sofía!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reseña: Buscando a Alaska de John Green

Reseña: Dark Dude de Óscar Hijuelos

Reseña: Cielo abajo de Fernando Marías