Reseña: El asesino de la Regañá de Rancio Sevillano (Julio Muñoz Gijón).







¿Y si hubiera un serial killer de sevillanas maneras

¿Y si mandara una nota al ABC después de cada crimen? 
¿Qué pasaría si confabulara en Cash Badia, alternara en El Tremendo o se hablara de él en el Garlochi?
¿Y si los sospechosos fueran caras conocidas de la Sevilla más tradicional? ¿Soportaría el presidente de uno de los equipos de fútbol de la ciudad un interrogatorio sobre un asesinato solo con un zumo de naranja? ¿O un artista de la canción ligera? ¿Y una pareja de humoristas? ¿Y todos los demás?
¿Y si ese violento paisano asesinara... Con una regañá y solo a modernos?
Ya está aquí la novela que Sevilla no quiere que leas.


Título: El asesino de la Regañá.
Autor/a: Rancio Sevillano.
Número de páginas: 168.
Editorial: Almuzara.

Opinión personal

¡Por fin traigo la reseña! Bueno, como ya dije en un post anterior, compré este libro en Sevilla cuando estuve allí de vacaciones ya que en cada librería que entraba 'El asesino de la regañá' era el más vendido. Así que la curiosidad me ganó y me hice con él. Que conste que cuando lo compré no tenía ni la más remota idea de lo que era regañá así que, por si a alguien le sucede lo mismo, sólo tiene que clicar aquí  para averiguarlo.
La historia transcurre en Sevilla (¿cómo no?) dónde parece ser que hay un asesino en serie que mata a los 'modernos' de la ciudad con la típica regañá, por lo que llega un inspector de Madrid. A este inspector, Villanueva, le ayuda un policía local, Jimenez, que le va enseñando cómo funciona la ciudad y sus particularidades. ¡Gracias a Dios que está Jimenez! Ya que para muchos de los que lean el libro que no son de Sevilla (me incluyo) se pueden descolocar un poco en la historia porque habla de algunos lugares, tradiciones y costumbres que si no eres sevillano, dudo que entiendas al cien por cien.
Es un libro 'policíaco' pero sobre todo de humor y puede que también publicitario de Sevilla. Está plagado de comentarios ingeniosos y frases graciosas que a muchos les pueden causar gracia pero que no son mi estilo. 
El libro no me atrapó desde el principio pero tiene algo que te hace seguir querer leyendo; sin duda va de menos a más sin embargo el final es, en mi opinión, demasiado precipitado y bastante cliché (y no digo más por no hacer spoiler).
La novela está estructurada en capítulos cortos por lo que se hace ligero de leer.
Los personajes tienen algo que adoro: están muy bien definidos, quizás en alguna ocasión llevado al extremo pero no desentona por que es una historia bastante radical.
No lo considero en absoluto para ponerlo en los libros que más me han gustado y creo que no lo voy a volver a leer nunca más pero estuvo bien para pasar un buen rato.
La narración es ágil y si hay algo que no te causa esta obra es aburrimiento.
Le doy un 2,5 de 5 porque no me hizo disfrutar como haría una novela humorística y tampoco me intrigó como haría una novela policíaca. Pero aún así no es un mal libro, está muy bien escrito y tiene un 'algo' que hace que no se olvide fácilmente. 






















Comentarios

  1. ¡Hola!
    Pues la verdad es que no me suena de nada ^^''' hehe.
    Me alegro de que al menos te entretuviera, yo creo que no podría con este libro.
    Pero de todos modos, gracias por tu reseña.
    Un beso :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reseña: Buscando a Alaska de John Green

Reseña: Dark Dude de Óscar Hijuelos

Reseña: Cielo abajo de Fernando Marías